¿Qué es el FITIJ Guaguas de Maíz?

El Festival Internacional para la infancia y juventud Guaguas de Maíz o FITIJ Guaguas Maíz, es un espacio anual permanente que impulsa las artes escénicas creadas y concebidas por compañías profesionales nacionales e internacionales, que dedican su trabajo creativo para la infancia y la juventud. En este espacio se desarrolla y construye una programación con alrededor de 50 eventos, entre presentaciones teatrales, encuentros académicos, talleres, eventos alternos y capacitaciones que involucran a diferentes sectores (niños, niñas, jóvenes, familia, profesionales de las artes escénicas, profesionales de otras disciplinas y educadores) en torno al quehacer escénico
dirigido a la infancia y la juventud.

ENFOQUE DEL FITIJ GUAGUAS DE MAÍZ

El Festival Guaguas de Maíz, desde la perspectiva de proceso de creación artística, y de gestión cultural con el sector infantil y juvenil, sostiene como enfoque fundamental: Propiciar en el Ecuador espacios de un acercamiento puro hacia las artes escénicas, con la visión de construir una programación que piense en el niño como un espectador teatral y no un depositario de dogmas y enseñanzas. Así como se plantea realizar todos los esfuerzos para ir construyendo paradigmas que vean al teatro para niños como un arte MAYOR, en cuyos procesos se promueva la investigación teatral y el acercamiento al mundo del niño y a la realidad juvenil. Este enfoque se concretiza en una cuidadosa elaboración de su programación, contemplado: edades recomendadas, temáticas, lenguajes, capacidad de aforo, entre otras.

 

Consideramos que el teatro para niños y/o jóvenes, cumple su función artística solo si no es utilizado como instrumento para «enseñar», para «sojuzgar», para presionar, para condicionar. Es importante que se contempla al niño/joven como una persona que tiene sus propias sensaciones y que en base a esas experiencias respetuosas a su integridad, puede llegar a hacer sus propias valoraciones y tener un sentimiento agradable de la vida.

 

FINALIDAD DEL FITIJ:

Democratizar, impulsar y proyectar de las artes escénicas creadas y concebidas para la infancia y la juventud, en una dinámica de compromiso hacia el desarrollo de un arte teatral que piense en los pequeños y jóvenes espectadores como seres sensibles e inteligentes, receptores y depositarios de un arte que goce sobre todo de calidad artística y estética que aborde temáticas libres de prejuicios.

 

 OBJETIVO GENERAL

Generar un espacio anual permanente, para la discusión, reflexión y proyección del teatro para la infancia y la juventud, en la que participen niños, niñas, educadores, padres/madres de familia, críticos, artistas, permitiendo acercarnos de forma más profunda a la realidad infantil y por ende incidir de mejor manera como creadores en las  producciones dirigidas a este público.

 

POR QUÉ:

La atención a los pequeños y jóvenes espectadores, es una acción necesaria e imprescindible, en esta medida consideramos que el teatro para la infancia y la juventud es una gran herramienta de aportes invalorables, pues de forma inmediata y amena, conecta al niño con el mundo del arte y le abre las puertas a la sensibilidad estética, a la reflexión, y al mundo de las emociones. A través del teatro puede comprender diferentes visiones y realidades de la vida y del mundo. Abre las puertas al conocimiento, y la diversidad cultural sin fronteras. Al mismo tiempo el teatro invita a los niños al pensamiento, a la reflexión, y también los atrae a la diversión.

 

CÓMO (METODOLOGÍA):

El Proyecto favorecerá condiciones que faciliten la participación, intercambio, reciprocidad e interacción de los participantes involucrados en las diferentes actividades (conversatorios, talleres, mesas redondas, foros) En todas estas actividades se priorizan los métodos activos de comunicación y capacitación, la concertación, el rescate de experiencias y estudios en favor de una mejor relación del Hacedor del Teatro infantojuvenil y sus receptores: “niños, niñas y adolescentes”.

 

PARA QUÉ:

En el Ecuador es necesario crear una oferta y acceso a las artes escénicas dirigidas al sector infantil y juvenil pues es muy escasa y en ciertas regiones incluso su presencia es inexistente.

Sistemáticamente son consideradas “artes menores”, por lo tanto son marginadas del panorama “de las artes de verdad”. Igualmente sucede con las temáticas presentadas a los pequeños y jóvenes espectadores, las cuales en el mejor de los casos se reducen a concepciones didácticas y educativas, olvidando el sentido más vital de la creación artística: la belleza, la estética, la maestría artística, la poética, entre otras cualidades.

Hacer teatro para niños y jóvenes es la gran batalla por despertar los nuevos públicos, y en este caso de los públicos más importantes y vulnerados: niños y niñas.